5/5 (1)
Colocation et bail professionnel

El coworking va en aumento, adaptándose cada vez más a las necesidades de las start-ups y de las empresas inmersas en el mundo digital. Esta disposición es atractiva para nuevas y pequeñas empresas, así como para profesionales independientes, pero es importante estudiar todos los puntos.

La oficina compartida profesional o “coworking” cambia la situación del alquiler.

El coworking se ha convertido con el paso de los años en una práctica cada vez más común para los profesionales. En cuanto a los inquilinos, es sobre todo el ahorro que proporciona lo que atrae a profesionales. Por lo tanto, cada vez recurren más al coworking, término consagrado, especialmente al comienzo de su actividad. La peculiaridad de la oficina compartida es que puede practicarse sin límite de tiempo, desde unas pocas horas hasta varios años, y cada inquilino puede elegir el área precisa que desea usar.

El “coworking” es cada vez más común entre los profesionales. Una solución rentable, sin límite de tiempo, y cada inquilino puede elegir el área precisa que desea usar.

No es obligatorio para los inquilinos o “coworkers” ejercer la misma profesión dentro de las mismas instalaciones. Una corporación puede incluso optar por alquilar a una o más empresas de todo o parte de sus locales que estarían vacantes. A menudo, los coworkers optan por combinar el uso de diferentes equipos, como fotocopiadoras, wifi y la máquina de café. Estos son ahorros adicionales que se pueden realizar.

El coworking tiene varias opciones profesionales posibles.

La decisión de usar coworkings para alquilar un espacio es una opción estratégica. Puede ser tomada en conjunto por varios empresarios que dividirán las áreas para establecer sus oficinas.O también puede iniciarlo una empresa que desee ocupar algunos de sus espacios de trabajo vacantes. También es posible que un profesional de coworking ponga las oficinas amuebladas a disposición de las empresas, por períodos que ellos hayan elegido libremente.

Algunas ventajas para los coworkers

El coworking proporciona beneficios innegables que pueden clasificarse en cuatro categorías:

  • El coworker se beneficia principalmente de beneficios financieros. La división del alquiler, el reparto de recursos y la ausencia de un depósito son los principales.
  • Los coworkers pueden crear sinergias con otros compañeros. Es una forma barata de construir rápidamente una red de contactos. Las empresas actuales, especialmente aquellas que dependen de la economía digital se verán muy positivamente impactadas por esta situación.
  • El coworking también es ventajoso porque facilita el establecimiento de startups, incubadoras y otros. De hecho, para este tipo de alquiler, los requisitos son mucho menores que los necesarios para obtener un alquiler comercial convencional.
  • Las empresas principiantes ya no tienen que comprometerse a largos períodos en los que el alquiler será una carga demasiado grande para las finanzas que aún no están estabilizadas. Los coworkings no requieren la firma de contratos de arrendamiento anuales.

Los coworkers tienen pocas desventajas

Hay algunos pocos inconvenientes para los coworkers. Estos se deben únicamente a el compartir el espacio. Algunos profesionales tienen problemas para cohabitar con otros, especialmente si no son parte de su negocio. Pueden quejarse de tener problemas para concentrarse porque a menudo los lugares de coworking están organizados en espacios abiertos. Cabe señalar que las empresas que alquilan espacios de coworking a menudo ofrecen salas cerradas que ayudan a aliviar este inconveniente. Para los coworkers, la confidencialidad puede ser comprometida.

Puntos clave para los arrendadores

El hecho de ser arrendador supone una responsabilidad frente a los inquilinos, pero también ante terceros. Se debe tener en cuenta que es más que conveniente que se establezca un contrato con los deberes y obligaciones de las partes y las responsabilidades que asume cada uno.
Es conveniente que quede claro el funcionamiento del centro, los servicios que éste ofrece, los horarios, las condiciones de pago y las consecuencias de infringir las normas marcadas. Cuanto más claro esté todo menos problemas habrá luego.

Puntos clave para los inquilinos

Los inquilinos deben tener en cuenta que el local no es suyo, que las responsabilidades sobre ese local son del arrendador, pero también que los contratos de suministros y otros estarán a su nombre.

Además de tener que pagar sus alquileres cada mes, los coworkers no pueden usar los locales que disfrutan para un uso distinto al mencionado en el contrato de arrendamiento. Cualquier transformación del lugar alquilado debe estar sujeta a la aprobación del propietario.

Coworking en España

En España el fenómeno del coworking es relativamente nuevo y no existe una legislación específica para este tipo de relaciones.
Lo más parecido es el funcionamiento de los centros de negocio y aunque el coworking no tiene un funcionamiento tan formal puede servirnos de base para gestionar este sistema.

El contrato de coworking se plantea como una solución a la dicotomía entre si debemos hacer un contrato de alquiler o un contrato de prestación de servicios. El contrato coworking es un contrato atípico y hecho a medida que engloba esta diversidad de actividades. Debe ser comprensible y sencillo para todos, pero al mismo tiempo tiene que dejar claros los derechos y deberes de todas las personas que participan y hacen posible un coworking.

Modelo de Coworking

Descargar gratuitamente un Modelo de alquiler de Coworking

Cómo gestionar la co-habitaicón con Rentila

Cuando crea el alquiler, puede agregar varios inquilinos. Simplemente haga clic en el botón Agregar arrendatario, seleccione el arrendatario y confirme. Saber más.

Los comentarios están cerrados.

Descubra nuestro software de gestión de propiedades en línea y únete a nuestra gran comunidad de propietarios. ¡Una herramienta simple pero potente utilizada por miles de propietarios!

CONSIGUE TU CUENTA    GRATIS